viernes, 14 de agosto de 2009

Un domingo museando o sea se en el museo

Era un domingo que me desperte temprano, algo que no es regular en mi, pero a falta de fiesta el dia sabado podria decir que descanse, recorde que tenia una cita y la emplee para ir a l museo, he de admitir que a mi acompañante no le volo la cabeza pero a mi si y aqui dejo el recuento de los daños.

Rutas de la Abstracción Museo de Arte moderno: Una exposición a la que no se puede faltar, por que a diferencia de las obras pictóricas que solemos ver, donde un paisaje, un retrato o algún motivo religioso sea el objeto a observar, nos encontramos con obras pictóricas que poseen unos trazos, figuras y colores que no es común ver mezclados y cuando leemos su cuadro informativo no encontramos liga entre el titulo y lo que en el cuadro aparece. Lo primero que nos viene a la mente es la substancia estupefaciente que este autor ingirió al ver lo que nosotros no vemos.
Al comenzar el recorrido el observador va mezclando las descripciones que están anotando en los muros acerca de que fue lo que origino y la composición que posee la obra en turno, y me di cuenta que si no fuera por mis conocimientos previos a los principios del diseño y teoría del color al igual de las corrientes artísticas y tendencias no habría entendido el por qué del arte abstracto.
Lo que realmente vemos una exposición que trata de resaltar el impacto que representó el arte abstracto en México durante 30 años. entre muchos otros esta muestra tratará de adentrarnos en el entendimiento del arte abstracto durante esa época en México, pero que no lo logra, realmente a mi me encanta poder ver obras plásticas como pinturas de Tamayo, Pollock o Kandinsky pero al no indicar los contextos históricos del por qué estos artistas buscaron un nuevo camino al desarrollo del arte a sus composiciones no vemos más que un cuadro el cual su forma y justificación esta fuera de nuestra comprensión.

Se ha validado la idea de que la irrupción de la abstracción en México está subordinada a los diferendos estilísticos y generacionales que la crítica mexicana ha identificado como la Ruptura. Las búsquedas abstractas en México en esos años, sus rutas, difícilmente permitirían, hablar de un movimiento, pero aquilatar el entramado de actitudes, postulados y limitaciones de su práctica, nos permite una comprensión más incisiva de su impacto, como parte de un espíritu que marco tres décadas de utopía de progreso y de vocación de cambio en México, que nace con los grandes muralistas tratando de reflejar y contar una historia a las clases más bajas de la sociedad y la incomprensión de las elites más altas de la misma de ese México en su realidad defendiendo el postulado que si el arte no estaba a la vista de todos era arte que no funcionaba, pasando por los Arquitectos, Diseñadores e Ingenieros que trataron de modernizar un México que parecía estático ante un mundo que avanzaba a pasos agigantados en lo que la estética respecta en esos contrastes que lograron las décadas de los 40´s, 50´s y 60´s con el cambio del paisaje que se reflejaron principalmente en las grandes urbes, principalmente México, Guadalajara y Monterrey con estos edificios altos, la creación de estructuras totalmente innovadoras que al acompañarse con una nueva tipografía y diseño de los artículos más básicos, reducidos a su mínima expresión.


Presuntos Culpables Museo de Arte Moderno: Como si leyera cualquier diario de circulación nacional nunca falta que entre líneas o como encabezado “Presuntos culpables” casi de inmediato te viene a la mente la fotografía frontal con rostros de personas que sin un juicio eran los responsables que violaron alguna ley, pero que todavía quedaba la duda por falta de pruebas o por falta de ganas de su completa culpa. De antemano puedo decir que el titulo de esta obra funciona muy bien para mi, ya que resolví que nadie puede ser completamente culpable de algo, de alguna manera lo somos todos.
Aborda el trabajo de artistas contemporáneos interesados en la actualidad social, y que exploran el tema del encierro y la prisión. Como digo Osvaldo Sánchez, director de la MAM. Una mirada que entreteje lo social y lo íntimo, el documento noticioso y la vivencia emocional. Un acercamiento a la realidad del país, a los vínculos entre marginación y violencia, por artistas de diversas generaciones; que trabajan desde el video y la fotografía. Va dirigida a promover en el público un sentimiento de responsabilidad social, y de reflexión concreta en torno a la relación entre violencia y marginación en nuestro país.
Cada uno de los artistas participantes en esta muestra ofrece un acercamiento particular al problema de la prisión, desde cómo el proceso de adaptación a las circunstancias de la cárcel promueve diversas formas de relacionarse con el espacio cotidiano, hasta cómo el interno revierte las nociones de espacio y clausura, interior y exterior, a partir de su propia situación y la búsqueda de la libertad mental. De esta forma nos ofrece diversos puntos de vista acerca de los vínculos entre marginación y violencia, La exposición incluye también registros documentales de cineastas, investigadores y artistas que han desarrollado proyectos desde diferentes perspectivas con internos de diversos centros penitenciarios construyendo un mosaico de la cultura que se maneja dentro de una prisión legal.

Museo Tamayo Arte Moderno: Algo que experimente es que he perdido el hilo de lo que es arte, de lo que los especialistas en turno consideran y describen como arte, lo sé tal vez no estoy más que demostrando que mi nivel de apreciación artística está por debajo del suelo, pero al igual que mi acompañante no pude ocultar que no entendía lo que me exhibieron, y los videos que estaban en idioma escandinavo, que después me entere era austriaco y su nombre era Frank West y su obra llamada Elefante Blanco, que si es algo que entendí de primera mano, algo sobrevaluado.

No hay comentarios: