martes, 23 de septiembre de 2008

Solo han pasado 13 años.

El día viernes me llega la invitación por medio de una comunidad en Internet que te permite poder seguir teniendo contacto con personas que conviviste, convives ya sea de una manera directa o mas simple, yo la forme únicamente para poder seguir viendo a amigos de la preparatoria que ya no estaban en mi horizonte pero que tenia en mis recuerdos, esa comunidades que ahora según los medios son factores claves para el crimen del secuestro aquí en mi país, una manera mas para volver a la T.V y dejar el Internet, el único medio sin censura que tanto lastima a estos gremios, pero ese será tema de otro día, regresando a la invitación debo confesar que no me entusiasmo demasiado, ver a estas personas con las que conviví 9 años de mi vida debía por lo menos tener un valor mas alto de estima, decidí ir ya que no tenia nada mejor preparado para el sábado, en el camino recordaba cada una de sus caras y personalidades y en solo unos minutos ya estaba frente a la puerta del lugar acordado, toco el timbre y mi voz es reconocida de inmediato, un saludo y un abrazo dicen el gusto tan grande de vernos otra vez sin habernos extrañado nada en todo este tiempo, los amigos van llegando, las horas pasando los tragos en aumento y los recuerdos floreciendo, desde la primera vista me di cuenta que no hemos cambiado, el tímido sigue callado, el enojón, el bromista, el líder y cada uno de los rasgos que nos caracterizaban, termina la tertulia, compartimos números de teléfono promesas de vernos mas seguidos y alegría de que las novias de cada quien estarán presentes en la siguiente ocasión, nada de eso creo que suceda, tal vez dentro de otros trece años.